Páginas vistas en total

viernes, 15 de octubre de 2010

BALTASAR EL JUSTICIERO


Desde Argentina a la Habana
todas las causas perdidas,
este juez quiere encausar.
Quiere juzgar a los muertos
y se le escapan los vivos, 
mientras tanto en su juzgado
se amontonan los archivos
y él no pisa el tribunal.

A este divo justiciero
ya, le queda por barrer:
a Calígula y Nerón
a Hugo Chávez  a Fidel.
Pero a los dos dictadores,
lo hará cuando haya finado;
él vendrá del más allá,
a encausar a los de acá,
que ya, estarán enterrados.

Del Caudillo a Pinochet
de Pinochet a la China
juzgará causas ajenas
apilando en la alacena
las de su propia cocina.

El adalid trotamundos
causas ajenas trajina
y encausará a una gallina
si a ésta, la da por poner.

Hace juicio de intenciones
y sin intención ninguna
permite que Batasuna
rebuzne en las elecciones.

Este árbitro aguerrido
que su trabajo es  la audiencia,
la priva de su presencia, 
dedicándose a los lujos
por medio de conferencias.

Conferencias, a babor,
a estribor, la bolsa prieta
es, como el bueno de Al gor
con la cartilla, repleta.

La oratoria y los cursillos
le tienen encandilado, 
y se rompen sus bolsillos
de tanto como éste, ha orado.

Tanto orar, que no rezar
éste no pide perdón
en el infierno arderá
por jactancioso y bribón.

Este juzgador gomoso
de los focos y el cuché
nos va a tocar la barrila, 
si no, le encausan a él.

Los delirios de este juez
se pagan con el erario
que al humilde jornalero, 
le restan de su salario .

AUTORA: ( BRUMA )


RESERVADOS LOS DERECHOS LEGALES

No hay comentarios:

Publicar un comentario